rinoplastia nariz bulbosa

Rinoplastia de Nariz bulbosa: ¿Cómo reducir la nariz con punta globulosa?

La rinoplastia de nariz bulbosa es un procedimiento que debe ser realizado por un cirujano plástico experto.

Una de las quejas más comunes que escuchamos de los clientes que acuden a nuestra consulta es que no les gusta el tamaño o la forma de su nariz. Otros rasgos bellos pueden pasar desapercibidos porque el ojo tiende a fijarse siempre en la prominencia de la nariz.

Pero cuando esto se corrige, el efecto sobre el aspecto general puede ser realmente asombroso. Si éste es tu caso, una rinoplastia para reducir y remodelar tu nariz ancha o bulbosa puede ayudarle a sentirse mundos más seguro y atractivo.

¿Qué es una nariz bulbosa?

Una nariz globulosa, ancha o bulbosa es una nariz que tiene la punta agrandada, mal definida o con una protuberancia prominente de forma redondeada en la punta. A veces se habla de ella como la nariz de payaso o nariz de borracho.

El problema de su aspecto suele ser un desequilibrio en la estructura nasal entre las mitades superior e inferior de la nariz.

Al ojo le suele gustar una línea recta e ininterrumpida suavemente curvada entre la cabeza de la ceja y la punta nasal. Cuando la punta nasal es demasiado ancha en relación con el puente nasal, se produce una desproporción y un desequilibrio, y la línea suavemente curvada se interrumpe.

Algunas personas tienen una nariz ancha de forma natural, mientras que otras pueden desarrollar una a medida que envejecen. También es posible que algunas personas tengan una nariz bulbosa debido a la acumulación de tejido graso o debido a una lesión o cirugía nasal previa.

La nariz globulosa es una característica física común y no suele ser un problema de salud. Sin embargo, algunas personas pueden sentirse insatisfechas con el aspecto de su nariz y optar por una cirugía estética para cambiar su forma.

¿Qué causa una nariz bulbosa?

Una punta bulbosa puede ser causada por una combinación de varios factores: cartílagos laterales inferiores hipertróficos mal definidos, una forma de cúpula redonda, cobertura pesada de tejido blando o poca fuerza del cartílago, o bien una piel gruesa en la propia punta. 

La solución a una punta bulbosa está determinada por la causa.

En cualquier caso, ambas causas anatómicas contribuyen a la falta de definición de la punta nasal. Es muy importante diagnosticar la causa o causas de una punta nasal amorfa, ya que se requiere un tratamiento quirúrgico específico para corregir el problema.

Sin embargo, la rinoplastia comúnmente remodela la nariz para crear una apariencia más suave y puntiaguda.

El carácter desproporcionado de una nariz globulosa puede verse exagerado por otros rasgos faciales, como tener una línea de las cejas más baja y profunda.

La nariz ancha es más frecuente en hombres que en mujeres, y se debe sobre todo a la genética o, en algunos casos, a una rosácea no tratada. Aunque este rasgo se ha asociado durante mucho tiempo con el alcoholismo, pruebas recientes han desmentido esta afirmación, por lo que quienes tienen nariz bulbosa pueden sentir que viven con un estigma social injusto.

Afortunadamente, la nariz globulosa puede corregirse con una rinoplastia, que puede suponer una gran diferencia en la autoestima y la calidad de vida del paciente.

¿Qué es la rinoplastia de punta de nariz bulbosa?

La rinoplastia de nariz bulbosa es un tipo de cirugía estética en la que se reduce y remodela la nariz para que se ajuste mejor al resto de los rasgos faciales. En este caso, los pacientes describen su nariz con una punta redonda, ancha y sin definición.

¿Cómo reducir la nariz bulbosa?

Durante una cirugía de nariz bulbosa, el cirujano puede utilizar varias técnicas diferentes para modificar la nariz.

  • A menudo, el exceso de cartílago puede reducirse o modificarse para crear más definición en la infraestructura nasal. Pueden emplearse técnicas especiales de sutura para crear una punta más afilada y definida.
  • Si la causa de la punta ancha y mal definida es la piel nasal, ésta puede tratarse con dermoabrasión o un peeling con láser para reducir la cubierta cutánea y estrechar la punta.

Es necesario un diagnóstico cuidadoso para poder dar una solución quirúrgica individualizada a este problema.

Seleccionar al cirujano adecuado para una cirugía de nariz bulbosa es muy importante, porque los resultados deben ser bonitos, pero naturales. Asegúrate de pedir fotos del antes y el después de la intervención quirúrgica de pacientes anteriores de tu posible cirujano para poder evaluar su trabajo.

¿En qué se diferencia la cirugía de nariz bulbosa?

Una rinoplastia de punta nasal bulbosa es un poco diferente de otro tipo de nariz, porque el cirujano no sólo debe remodelar la nariz. También puede tener que eliminar el exceso de piel o tratar la piel con rejuvenecimiento cutáneo para disminuir la contribución de la piel al desequilibrio nasal y conseguir una punta más fina.

La operación de nariz bulbosa puede realizarse con una técnica de  rinoplastia cerrada o abierta.

  • En un procedimiento con la técnica abierta, se realiza una incisión a través de la franja de piel que divide las fosas nasales llamada columela, para levantar la piel y la musculatura nasal. Ello proporciona al cirujano una visión más amplia y mayor acceso a las zonas problemáticas que deben tratarse. Puede ser necesaria en los casos de remodelación directa para modificar las estructuras internas, y también en casos para utilizar injertos si hiciera falta. Como inconvenientes se produce una inflamación más pronunciada y un proceso postoperatorio más prolongado.
  • En un procedimiento cerrado, las incisiones se realizan sólo en el interior de las fosas nasales, sin dejar cicatrices visibles. Suele realizarse cuando la nariz requiere pocas modificaciones para corregir la punta. Se produce en el postoperatorio una hinchazón más leve y un postoperatorio breve y menos doloroso.

Durante la consulta inicial, el cirujano le indicará qué método es el mejor para su caso y qué tipo de resultados puede esperar. En nuestra consulta, adoptamos un enfoque muy personalizado para cada caso y utilizamos una combinación de técnicas especializadas para lograr los resultados específicos que busca el cliente.

En el caso de una nariz bulbosa, a veces podemos eliminar el exceso de piel y simplemente remodelar el cartílago existente. En otros casos, utilizamos técnicas avanzadas de sutura para reposicionar el cartílago, o pequeños injertos para afinar la punta nasal.

¿Cuánto cuesta una rinoplastia de nariz bulbosa?

El precio de una rinoplastia de nariz bulbosa varía mucho, dependiendo del nivel de experiencia del cirujano, la extensión del trabajo a realizar, si la cirugía es abierta o cerrada, y si se trata de un primer procedimiento o una revisión.

En términos generales, los pacientes pueden esperar que el coste total de una rinoplastia oscile entre 4.000 y 8.000 euros lo que incluye todos los gastos de anestesia y quirófano.

Si la cirugía plástica se considera médicamente necesaria para corregir un problema respiratorio documentado, el seguro puede cubrir esos aspectos de la intervención.

¿Cómo es la recuperación de la rinoplastia de punta bulbosa?

A menudo los pacientes nos cuentan que la recuperación de la rinoplastia fue más rápida y menos dolorosa de lo que esperaban. La recuperación de la rinoplastia de punta bulbosa es de aproximadamente una semana y media a dos.

  • Durante este tiempo, deberás descansar con la cabeza en una posición elevada tanto como sea posible.
  • El yeso y los puntos se quitarán un poco después de una semana, y el vendaje se quitará en los días siguientes.
  • La nariz seguirá hinchada, pero no se notará; la hinchazón disminuirá a medida que pasen los meses: tres semanas después del procedimiento, habrá disminuido entre un 20 y un 30 por ciento de la hinchazón. Seis semanas después del procedimiento, el 50-60 por ciento de la hinchazón habrá disminuido.
  • Llevará un año completo para que desaparezca toda la inflamación, aunque el 90 por ciento de la misma desaparecerá en los tres meses posteriores al procedimiento.
  • Debes esperar de 3 a 4 semanas para reanudar la actividad física ligera, y al menos 6 semanas para actividades más extenuantes o deportes de contacto.
  • Los resultados finales de la operación de nariz bulbosa o ancha pueden tardar hasta un año.