×
rasurar-blog-dermalia
El rasurar se va a acabar
11 February, 2011
hombres-depilacion-blog-dermalia
Depilación Láser masculina, ¿por qué no?
26 February, 2011

Rituales de eliminación de vello no deseado en otras culturas

rituales-eliminacion-vello-blog-dermalia

Rituales de eliminación de vello no deseado en otras culturas

La depilación del cuerpo humano siempre ha sido una de las costumbres más repetidas entre las comunidades humanas a lo largo y a lo ancho del globo terráqueo. Por motivos religiosos, por cuestiones de salud o como Ritual mágico para alcanzar pureza y conexión con otros niveles de conciencia o status social; la depilación ha estado presente en todas las culturas como un fenómeno sorprendentemente común.


En la América precolombina, y en la cultura americana inmediatamente posterior que asimiló muchos de los conceptos depilatorios aborígenes, encontramos patrones comunes, pero también métodos y usos muy originales.
Así, si las nativas americanas del norte del continente utilizaban las mitades de una concha de almeja, convenientemente refiladas, para acabar con el vello que crece sobre el labio superior, las hijas de los Padres Peregrinos que desembarcaron en el Mayflower en el siglo XVII, no dudaron en adoptar también esa técnica natural, que cortaba el vello con delicadeza cuando las navajas no estaban disponibles o no estaban lo suficientemente afiladas.
No obstante, en esa parte de la historia de la depilación, las primeras mujeres europeas de Norteamérica no olvidaron nunca la aplicación de métodos que habían traído sus madres desde Europa.

Cuando fue posible, las americanas blancas se aplicaban cataplasmas de lejía cáustica para quemar el pelo. Un método que siguieron empleando hasta bien entrado el siglo XVIII, en especial en las áreas rurales.

Una técnica nunca exenta de riesgos que demuestra hasta qué punto las mujeres deseaban alcanzar su ideal de belleza. Desde luego, no era la depilación láser actual, tan segura, como definitiva. El vello de aquellas mujeres intrépidas siempre volvía a brotar.
Esas mismas mujeres que exhibían un rostro inmaculado y depilado, curiosamente hacían ascos a la depilación del pubis que consideraban como innoble y pecaminoso, propio de salvajes, ideas que impulsaba su puritanismo religioso y que las conectaba no con la América que se abría ante ellas y la cultura india con la que convivían, sino con la Vieja Europa.
A pesar de ello, el contacto entre las dos culturas no pudo evitar la apropiación de lo que podríamos llamar ventajas estéticas del ambiente.

Así, en la primera mitad del siglo XIX, se comercializaba en Nueva York una crema depilatoria en polvo que se vendía como producto de un tal doctor Gouraud, que lo introducía como el producto genuino que utilizaba la reina de Saba para acabar con su vello no deseado.
En el colmo del abuso de la credulidad de sus usuarias, los polvos del doctor Gouraud se vendían como un producto nacido de la mente de químico del amante de la reina, el mismo rey Salomón.

Probablemente, esos polvos, no tenían detrás ningún doctor que los apoyara, sólo era la marca de un hábil publicista que debió emplear alguna receta india tradicional.
Más al sur, y algunos siglos antes, en Sudamérica y en la etapa anterior a la dominación española, hubo otras condiciones y otros significados.

El afeitado del cuerpo, la depilación selectiva, tuvo un componente ritual en muchos pueblos antiguos de América. Era un ritual que hoy sabemos que practicaban el pueblo de los puelches, los araucanos de la actual Chile, los avipones, los tehuelches o los guenaken.

Cosa curiosa, los avipones eran llamados ‘frentones’ por los conquistadores y colonos españoles a los que les llamaba la atención su interés por depilarse justo la mitad de la cabeza, sólo por delante. Lo que les daba un aspecto extraño, sin cejas y sin flequillo.
Para depilarse utilizaban lo que tenían a mano, fundamentalmente piedras afiladas o los balvos de los moluscos, nada que ver con la sofisticación de otro pueblo dado a la depilación que hizo un uso ritual de las técnicas: Los aztecas.

Los aztecas de la actual Méjico utilizaban una roca volcánica muy común en su medio natural, la obsidiana, vidrio volcánico de color negro o marrón convertido en cristal por su rápido enfriamiento al contacto con la atmósfera, pero que tenía la particularidad de que, convenientemente afiladas sus aristas, se convertía en un utilísimo cuchillo cortante. Las primeras brasileñas empleaban las secreciones del llamado árbol coco de mono, que convenientemente aplicadas sobre el cuerpo venían a ser el equivalente de nuestras cremas o ceras depilatorias actuales.

Los investigadores de las culturas americanas ancestrales nos muestran hoy los caminos originales de la historia de la depilación en ese área del mundo,  tan similares a los de los egipcios, los árabes o los chinos, con los que nunca tuvieron contacto, unos caminos que recorrieron sus necesidades comunes de depilación y sus técnicas depilatorias.

 

Pide Cita y te informaremos sin compromiso.

Si tienes cualquier duda, te informaremos en 911 795 027

Clínicas Dermalia
Clínicas Dermalia
Clínica en Madrid de Medicina y Cirugía Estética, Depilación Láser Médica, Obesidad y Nutrición. Ecografía 3D.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

×

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies