×

Novedades en tecnología de depilación: Control del pulso y refrigeración

El láser es de los poquísimos medios técnicos modernos que han demostrado ser seguros y capaces de destruir eficazmente las zonas profundas foliculares, el lugar donde está contenida la raíz del vello, una parte importante del sistema de crecimiento del pelo que trata la acción de toda la aparatología láser diseñada para eliminar el vello no deseado.

 

Las novedades en aparatología láser se orientan en la actualidad en muchas direcciones, también a mejorar los ajustes entre los tiempos de duración de los pulsos de láser y los de relajación térmica de las zonas tratadas, pero del mismo modo se trabaja para optimizar sistemas de refrigeración de toda la aparatología láser de pulso largo, la que hace más eficaz la depilación láser para las pieles más oscuras.

 

La eliminación del vello mediante métodos tradicionales, como la cera, nunca es definitiva. Con la cera, el vello vuelve a aparecer en la superficie de la piel en un tiempo determinado que dependerá sólo de la profundidad a la que se encuentra el folículo piloso que contiene la base del pelo y de la longitud del tallo del vello que se ha cortado.

El ritmo de crecimiento de un vello es de 0,2 milímetros por día en condiciones normales.

 

Las cuentas están claras, el único sistema capaz de eliminar el vello en fase telógena es la depilación láser y toda su aparatología.

La fase telógena es el periodo en el que el pelo queda inactivo, en reposo, después de su nacimiento y desarrollo. En las sesiones de depilación láser se experimentan zonas de depilación con vellos en fase telógena muy por encima del 50% y éso es precisamente lo que hace eficaz al tratamiento de la depilación láser.

 

Como se trata de destruir el folículo piloso, sin dañar al tejido circundante, la energía ha de lanzarse en pulsos de una longitud menor o igual al tiempo de relajación termal de la estructura de destino. El tiempo de relajación termal es el tiempo que tarda la estructura que ha absorbido la radiación del láser para perder la mitad del calor que ha soportado.

 

Para destruir el folículo piloso que contiene el vello, es necesario que la duración del pulso del láser se corresponda con el tiempo de relajación termal. Pulsos de duración muy larga sólo darían lugar a complicaciones, porque no daría tiempo a refrescarse a la zona tratada en la piel.

 

Con el fin de destruir el folículo la energía láser debe ser liberada en un pulso cuya duración será más larga que el tiempo de relajación térmica, estimada en unos pocos milisegundos, y menor o igual que el tiempo necesario para la misma operación de enfriamiento natural, ésto es, unas pocas decenas de milisegundos.

 

  • El pulso largo del láser Neodimio Yag ofrece una longitud de onda de penetración considerable (1064 nm), energía suficiente para dañar el folículo y la duración necesaria para proteger la piel.

En esta línea, muchos sistemas de láser con longitudes de onda inferiores de 1064 nm aportan un fuerte enfriamiento de la piel con el fin de contrarrestar los posibles daños a las capas superficiales. Hay muchos métodos que se  aplican y que se combinan para conseguir el efecto deseado: Rociadores, ventanas refrigeradas, geles fríos y aire.

 

  • El primer método mencionado, rociadores, consiste en rociar una cierta cantidad del agente rociador en la piel antes del pulso de láser.

Este método ofrece numerosas desventajas.

En primer lugar la cantidad de spray dado debe calibrarse para cada área diferente tratados y para cada paciente con el riesgo de no proteger suficientemente o causar quemaduras a través de excesivo de refrigeración.

Otra desventaja, es la formación de congelaciones o escarchamientos, más o menos leves, en la piel que causa un aumento en la radiación reflejada de retorno y una modificación de las propiedades ópticas de la parte de piel enfriada.

  • El método de refrigeración de ventana no es muy eficaz porque la conductividad térmica es baja y difícil de calibrar manualmente.
    Además, el vapor se condensa fácilmente en la zona en la que se genera, dando lugar a una capa de agua, que, a su vez, produce un efecto de reflejo complicado de calibrar.
  • La difusión de gel sobre la piel y el uso de aire enfriado para refrigeración son métodos menos costosos y suelen estar libres de complicaciones.
    Se prefiere estos sistemas porque el aire es transparente y no afecta a la óptica de la intervención y, en cualquier caso, resultan mucho más eficientes.

Las novedades en aparatología láser se centran hoy en afinar los detalles de aplicación de una tecnología revolucionaria, que, poco a poco, se acerca a la mayoría de edad.

 

Fuente: Prensa Especializada

Pide Cita y te informaremos sin compromiso.

Si tienes cualquier duda, te informaremos en 911 795 027

Clínicas Dermalia
Clínicas Dermalia
Clínica en Madrid de Medicina y Cirugía Estética, Depilación Láser Médica, Obesidad y Nutrición. Ecografía 3D.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

×

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies